Alicia e Itziar tienen una historia de reinvención en paralelo. Se conocieron trabajando y enseguida vieron lo compatibles que eran a nivel personal y profesional. 

La crisis del 2008 las dejó a las dos sin trabajo, pero habían encajado tanto que decidieron emprender y crear una empresa de productos de bebé. Aprendieron juntas durante todo el proceso hasta que Mamis Digitales se cruzó en su camino. 

Decidieron hacer la metodología y ofrecerse para formar parte del equipo y hacer crecer esta maravillosa comunidad.

A día de hoy, gestionan el departamento de admisiones y son la primera toma de contacto de todas las mamis. Y como no podía ser de otra manera, juntas. 

Transcripción de la entrevista

Billie: En el episodio de hoy tenemos no una mami, sino dos, además muy especiales, porque ellas tienen una historia de reinvención juntas, separadas, otra vez juntas. Y la verdad es que es un honor para mí tener en este episodio a dos madres que se han reinventado, que además son miembros del equipo de trabajo de Mamis Digitales y muchísimas otras cosas más. Bienvenidas Alicia e Itziar a este episodio de hoy. ¿Cómo estáis?

Itziar: Hola, qué tal.

Alicia: Muchas gracias por tu presentación.

Billie: Bueno, a ver, voy a ir moderando para que no nos pisemos las unas a las otras. Empezamos con Alicia. Alicia, cuéntanos lo que para nosotros es más importante y es: ¿cómo se llaman tus hijos?

Alicia: Se llaman Hugo y Lucas y tienen 14 y 11 años.

Billie: Itziar, tú tienes dos.

Itziar:Yo tengo dos nenas, las parejitas, se llaman Claudia y Vega, de 14 y 9.

Billie: Muy bien. Bueno, pues nos vamos a ir un poquito hacia atrás en el tiempo y quiero que me digáis, ¿vosotras ya os conocíais antes de entrar en Mamis Digitales? De hecho, yo recuerdo haber hablado con Itziar cuando entró en la comunidad, pero ¿qué hacíais antes de tener a vuestros hijos?

Itziar: Alicia, ¿quieres empezar?

Alicia: A ver, nosotras nos conocemos desde el 2004. O sea que ya han pasado muchos años. Es más una otra curiosidad nuestra es que nuestros hijos mayores se llevan diecinueve días, no, dieciocho días. Hemos estado pasando el embarazo juntas, pasamos el embarazo juntas de los mayores.  Trabajábamos juntas en una empresa que tristemente se la llevó la crisis y estuvimos allí como… Bueno, Itziar llevaba más tiempo todavía. Trabajabamos juntas y fuimos creciendo en departamentos parecidos y paralelos y… Itziar, cuenta un poquito más que esta parte te gusta a ti más contarla.

Itziar: Bueno, pues estuvimos juntas, como dice Alicia muchos años. Me acuerdo que yo le hice la entrevista cuando entró a la empresa, y en seguida la llevé a mi equipo y trabajamos juntas mucho tiempo. Hasta que, como bien dice Alicia, en el 2011 la crisis se llevó la empresa y decidimos continuar nosotras juntas. Entonces yo estaba recién parida de Vega, ahí dando de mamar… Nos juntábamos todos los días y montamos nuestro propio negocio de productos de puericultura. Nos fuimos a una feria a Alemania las dos con nuestra maletita y firmamos una serie de acuerdos con empresas en que había en esa feria. Cerramos unos acuerdos y los trajimos para vender a España. Bueno, llegamos a vender algunos productos en centros como El Corte Inglés, como Carrefour. Hicimos una línea especial de Dudus…  La verdad es que fueron unos años intensos, aprendimos muchísimas cosas, buenas y malas. Y esa experiencia conjunta duró seis años. Y cuando ya estábamos en el final de esa etapa, un día en Facebook salió un anuncio de un webinar de Mamis Digitales. ¿Y eso es 2017 si no me equivoco, Alicia?

Alicia: en septiembre del 17 creo que fue el webinar, septiembre o por ahí, además lo vimos juntas. Y nada, nos animamos, os vimos a Franc y a ti…

Itziar: Y decidimos apuntarnos. Nos hicisteis la entrevista a las dos… Somos de las veteranísimas, porque además fue… Empezamos, creo, un 17 de octubre y a finales estábamos ya en el E-show de Madrid.

Alicia: En noviembre, en noviembre de ese año, noviembre. Y rápidamente también empezamos a hablar con contigo Billie y con Franc y empezamos a colaborar con vosotros.

Itziar: Fue rarísimo, no habíamos terminado la metodología y ya estábamos ahí con vosotros.

Billie: Yo recuerdo conversaciones con vosotras dos. Recuerdo hasta la llamada telefónica en donde Franc me dijo hay que seguir muy de cerca a estas dos porque son muy buenas. Así que ya nosotros ahí estábamos pendientes. Pero es verdad que yo recuerdo una conversación telefónica, creo que fue con Itziar, donde ella nos llamó a Franc y a mí, se puso en contacto con nosotros y nos dijo que ellas tenían ganas de hacer más cosas para Mamis Digitales. Y que querían trabajar, colaborar, que no les importaba muy bien cómo… Yo creo que esta es una de las actitudes que nosotros destacamos siempre en las mujeres profesionales y que después intentamos también transmitir al resto de mamis digitales, el hecho de que no esperes a que vengan los clientes a llamar a la puerta, sino que tú también tomes esa iniciativa. Entonces, ¿cómo lo habéis vivido vosotras? ¿De quién nació la idea de “Uy, yo quiero estar en el equipo ahí trabajando”? ¿Cómo os veíais y cómo fue el momento de esta decisión?

Alicia: Como veníamos ya de una experiencia de contactar nosotros, de abrir mercado, de ir y llamar e insistir y que nos hicieran… Cuando antes ha contado Itziar que hicimos una línea para Carrefour, es que no fue fácil. Fue un trabajo de mucho tiempo, de mucho insistir, de muchas visitas, de pruebas. Entonces yo creo que veníamos ya con eso, lo traíamos de todo nuestros años anteriores y sabíamos que Mamis estaba en el momento de ir creciendo y que podíamos ayudar también en este tema. Y por qué no ofrecernos, no, y decir “oye, pues nos gustaría estar con vosotras porque nos gusta mucho el proyecto”. Fue un poco así, ¿verdad?

Itziar: Nosotras vimos que se nos agotaba un poco la parte de puericultura, que era en lo que habíamos puesto todo nuestro esfuerzo los seis años anteriores. Bueno, no se renovaban los proyectos. Bueno, pues por lo que fuera, señales de la vida, había que cambiar. Y entonces, cuando nosotras lo vimos, evidentemente en un principio la idea era focalizarnos en ser community manager, en buscar gente que habíamos conocido, poder llevarle las redes. Y es más, así empezamos. Pero luego nos gustó tanto el proyecto y como somos máquinas pensantes las dos, pues se nos ocurrieron muchas cosas para hacer dentro de Mamis Digitales y en seguida dijimos “tenemos que hablar con ellos”. Y la oportunidad de veros físicamente fue fundamental para nosotras, el poder ponernos cara y hablar frente a frente y deciros que nosotras estábamos encantadas de poder participar en el proyecto, un poco en lo que fuera. Estábamos abiertas a colaborar en lo que nos dijerais y por aquel entonces había muchísimo por hacer. Entonces había posibilidades de que nos dierais un huequillo y ahí entramos, metimos la cabeza rápido.

Billie: Por supuesto, es también saber lo que siempre enseñamos también en Mamis Digitales, identificar ese momento, el momento en donde dices “aquí tengo una oportunidad, esta empresa está empezando”. O en el caso de que tú decidas crear tu propio proyecto y ofrecer tus servicios como community manager o como cualquier otra cosa, es saber identificar ese momento en donde dices “aquí hay una oportunidad”. Y sobre todo tener la valentía, que no siempre es fácil, de hacer lo que han hecho  Alicia e Itziar, de ir y decir “yo voy a ir a buscar a este cliente y me voy a ofrecer”. Ahora vosotras… Aquí estamos en entorno podcast, así que todas nos escuchan, sois la primera voz, el primer contacto con Mamis Digitales. Vosotras estáis en el área de admisión. Es una parte importantísima en nuestra comunidad y sois el primer contacto. De hecho, os guardan mucho cariño muchas de las mamis con las que habláis y hacéis una relación muy buena. Contarnos un poquito… A mí me interesa que compartáis estos miedos y esas inseguridades que muchas comparten con vosotras en el día a día antes de tomar esa decisión de reinvención, que no es una decisión fácil. Y los patrones que vais encontrando, porque es verdad que a veces, cuando lo piensas tú dices “no, es que tengo miedo a esto”. Pero cuando un miedo se repite mucho es porque hay muchas que lo deben pasar. Así que vamos a compartirlo.

Alicia: Pues sí, mira, se da mucho la frase de “¿Voy a ser capaz?¿Voy a poder?” pero siempre muy animadas con el proyecto, les gusta mucho la idea, saben que lo que quieren es poder organizarse  ellas, trabajar además en algo que les gusta, saben que les gusta el mundo digital y es donde tienen que estar ahora. Pero es más el miedo a decidir. “¿Luego voy a poder?” “¿Y cuándo termine me voy a atrever?” Y siempre es animarlas por nuestra parte porque sí se puede, o, sea el ejemplo, aparte de nosotras que es la primera vez que hablamos, son todas las mamis que tenemos ya detrás que si no me equivoco somos una comunidad de más de mil setecientas mamis. Claro que se puede. Siempre se puede. Con actitud y ganas se puede. Además decimos que los milagros no son nuestro trabajo y nuestro día a día, y además acompañadas de esta gran comunidad que es todavía el valor más añadido que hay en Mamis Digitales.

Itziar: Yo creo que la palabra miedo es una palabra que sale, Alicia, en el 90 por ciento de las conversaciones en algún momento. “¿Es que podré? ¿Es que yo sabré?”  Nosotras siempre les decimos,  no seas tú, no te pongas tú la barrera a la primera. No seas tú tu peor enemigo. ¿Por qué no? Yo siempre les pregunto ¿por qué no? ¿Por qué tú no? ¿Qué te ha dicho que tú no vas a poder? Me da igual la edad que tengan. La franja está entre 30 y 40, pero la que te dice “ufff, es que estoy llegando a los cuarenta y entonces no sé”. Cuarenta es la edad  perfecta para cambiar. Pero la que está en los treinta es lo mismo, porque hay muchas que son mamis tardías, pero otras que no y ya tienen dos niños… Pero ¿por qué no te vas a lanzar? ¿Estás harta de lo que has hecho? Otras no hartas, quieren simplemente poder conciliar, no es que acaben su trabajo o que digan “no quiero volver a este mundo”. Y entonces les animamos, pues sigue por ese mundo desde el lado de las redes. Pero el miedo no te lo pongas tú. Lánzate. Y si no sale, pues habrás aprendido y te habrás llevado una experiencia. Yo cada vez estoy más convencida de que en un porcentaje muy alto, cuando hablamos con ellas, hay una señal por medio. Esto va a parecer un poco… Pero de verdad, cuando me dicen “Es que llega el cumpleaños de mi hija” o “Es que hoy me ha vuelto a salir el anuncio” o “De repente me he encontrado a una persona que os conocía”… Para mí esas frases… Les digo “esto es una señal, es que lo tienes que hacer, y si no es tu momento, nos llamarás otra vez”. De verdad, tienes que estar segurísima de que es tu momento. Y entonces nos llamas y lo hacemos. Nosotras no vamos persiguiendo a la gente. Acompañamos en una decisión y el miedo se irá. Se irá cuando empieces a participar, a ver que estás superacompañada, tus tutoras… Lo primero, tú, tu grupo y luego la comunidad. Es que sola no te puedes encontrar ahí de ninguna manera.

Billie: Precisamente has tocado un punto que me encanta, ha dicho Itziar que tiene que ser tu momento y si no es ahora ya nos llamarás. Entonces, Alicia, hay un montón de casos de madres a las  que les pasa precisamente esto, que vosotras las llamáis y a lo mejor un año después, un año y medio después, te vuelven a llamar y te dicen “Ahora sí”. Cuéntanos un poquito como es ese proceso.

Alicia: Sí, nos contactan, porque además como tienen nuestro teléfono de haberlas contactado la primera vez, o nos mandan un whatsapp, la frase es la que ha dicho antes Itziar, “ya sí que es mi momento, quiero estar con vosotras”. “Sé que ya estuve mirando, ya os vi en el Congreso o en el webinar” o en los diferentes eventos que hacemos durante el año. “Estaba de mudanza, no me sentía segura, tenía a mi hijo… Pero ahora ya sé que es lo que quiero hacer”. Y ese momento lo viven como lo vivimos nosotras, con una alegría cada vez que una mami dice “ya es el momento, ya estoy aquí” porque sabemos que va a ser su reinvención. Están con ganas, vamos, están nerviosas, con ganas de que empiece, deseándolo. La verdad es que es que nos pasa bastante a menudo, que nos contactan para: “¿Llego a tiempo para poder meterme?” y alguna vez hemos tenido que intentar meterlas en el último momento, que es lo que menos nos gusta. Nos gusta el proceso, pero desde luego sí ha tenido que haber alguna mami que ya conocíamos, “Oye, te hacemos aquí un hueco, les pedimos a Billie y a Franc que e nos hagan aquí un huequito para poder meternos” Porque ya les tocaba, porque ya tenían esa fuerza y esa seguridad para hacerlo y disfrutarlo. Siempre lo decimos, no es sólo lo que vas a aprender, sino lo que vas a disfrutar en el camino y que siempre, siempre, siempre suma. Para ti, para con tus hijos, en tu trabajo, para acompañar a alguien. Este aprendizaje te lo vas a llevar siempre. No es que luego lo metas en el cajón, no. Vas a utilizarlo a diario.

Billie: Porque además se crean muchísimas sinergias. Era lo que decíais vosotras antes de la comunidad, o sea, la parte más importante de Mamis Digitales. Una de las principales claves es que hemos podido construir esta comunidad en donde todas nos ayudamos entre todas, en donde todas nos damos ánimos. En donde si un día hay una que que necesita algo, van 20 a darle ese algo más. Y luego tiene otras diez más que le van a dar más cosas. Es decir, siempre es importante rodearte de personas que te ayuden a conseguir todos tus objetivos. Entonces vosotras dos habéis estado siempre juntas, pero no trabajáis ni en el mismo lugar, ni tenéis los mismos horarios, ni estáis lado a lado para hablar de “Oye, qué le digo a esta?”… ¿Cómo os organizáis entre vosotras para tener esa comunicación que es tan importante, estando en espacios completamente distintos, con horarios diferentes, con otros ritmos? Contarnos un poco.

Itziar: Pues la verdad es que, como bien ha dicho Alicia, llevamos mucho tiempo trabajando juntas. Entonces laboralmente, profesionalmente, nos conocemos muy bien y somos muy parecidas trabajando, que eso es muy bueno. Hay veces que una tira un poco más del carro que la otra, pero estamos siempre ahí. Hay un ten con ten que nos ayuda a guardar un equilibrio. ¿Cómo lo hacemos? Pues no nos vemos, pero hablamos prácticamente a diario. Si no es por mensajes es por teléfono, tratamos de mantener una pequeña reunión… Pequeña, bueno, hay veces en que es más de una hora, hora y pico, pero tratamos de mantener una reunión en la que nos juntamos, ponemos en común cosas, novedades que se van produciendo. En una empresa tan viva todos los días surgen cosas. Eso, mantener una reunión o hacer una conferencia y poder estar hablando las dos y compartir las inquietudes que tenemos cada una, algo de la una puede ayudar a la otra y al revés. Ponemos muchos puntos en común. Es verdad que cada una ha cogido una manera de hacer la entrevista siguiendo el guión que nosotras tenemos, pero cada una al final lo hace un poco como es, ¿no? Y ahí sale la personalidad de cada una. Porque profesionalmente trabajamos igual, pero personalmente somos muy distintas la una de la otra. Pero bueno, yo creo que también es bueno y que da su punto a la entrevista, aunque hay frases que repetimos y nos decimos “Oye, mira, esto me está funcionando, ¿cómo lo ves?” El guión lo seguimos igual, pero cada una ha hecho su librillo, pero seguimos el trabajo en común totalmente. A diario comentamos cosas, por mensaje… Yo creo que hoy igual nos hemos mandado… ¿20 mensajes, Alicia? Lo que pase mañana… Y luego, pues esta semana hablaremos el miércoles un ratito y compartiremos las cosas que vamos anotando y así no se nos pierde el hilo de nuestras tareas, que son muchas, porque no sólo hacer la entrevista, sino que luego hay muchas cosas que tienen su cauce y como lo queremos hacer igual, lo tenemos que compartir. Y además así charlamos nosotras, porque también somos amigas. A veces decimos “¿Podemos hablar algo que no sea mamis digitales en algún momento?” Es difícil, ahora está siendo difícil eso.

Billie: Es la importancia de poder compartir proyectos con alguna persona con la que tú te sientas a gusto. Porque lo que habéis hecho vosotras es algo que también potenciamos mucho en Mamis Digitales. Es decir, si no quieres sentir esa, quizás entre comillas, soledad de ser autónoma, independiente, pues también puedes juntarte con alguien, puedes iniciar un proyecto con alguien, puedes ofrecer esos servicios en forma conjunta y tener esta parte de poder hablar con tu compañera y poder decirse cosas. Y vosotras sois un ejemplo de que no hace falta estar en el mismo espacio físico para poder compartir un trabajo, compartir cosas, porque lo hacéis muy bien. Pues muchísimas gracias por haber estado aquí, por haber compartido vuestra historia con todas las mamis digitales, por ponerle voz a la voz y por compartir toda esta parte de atrás que hacéis que es tan importante para nosotros. Y pues nada, yo creo que voy a cerrar con una pregunta para cada una de vosotras. Empezaré por Alicia. Alicia, ¿qué es lo que te han enseñado tus hijos?

Alicia: Principalmente paciencia. Antes era muy impaciente y ahora la he cultivado desde que tengo a mis hijos y sobre todo las ganas de disfrutar del día a día, de su rutina, de su vida, su ilusión. Yo al mayor siempre le he llamado mi luz, es el que me ha enseñado y me ha guiado en todo esto. Y al pequeño mi revolución, el que me mantiene siempre alerta. Porque vamos, sé que hay que estar muy vivo con él porque es un torbellino. Así que me han enseñado a seguir disfrutando del día a día de la maternidad, sin renunciar sobre todo a la faceta profesional y como mujer, que también siempre lo decimos, no sólo eres madre y trabajadora, eres mujer, te tienes que dar tus espacios, tu momento, como hemos dicho, aunque sea hablar un rato con una amiga, un café virtual, un determinado momento. Pero sobre todo saber tus parcelitas. Eso también me lo han enseñado. A tener mis parcelitas.

Billie: Qué bien las parcelitas. Muy bien, lo voy a adoptar eso. Itziar, ¿qué es lo que te han enseñado tus hijas?

Itziar: Bueno, yo creo que es un crecimiento tan grande cuando tienes un hijo que viene sin manual de instrucciones y es como lanzarte a un abismo brutal. Pero bueno, a mí me han enseñado paciencia. Yo, como Alicia, todavía no la he conseguido tener del todo, ¿eh? Pero me han enseñado a tener un amor profundo, imposible de definir, por alguien. A ser mucho más luchadora, muy luchadora. Yo creo que desde enseguidita que nació Claudia me di cuenta de que con la cabeza gacha poco se puede tener y que hay que lanzarse e ir a por las cosas en las que crees. Porque si tú estás bien en tu trabajo, estás bien con tu familia. Y creo que es muy importante eso que dice Alicia, tu parcela. Se lo decimos mucho a las mamás. Tú eres mamá, pero también eres Alicia o eres Itziar. Entonces está claro que ser mamá es un papel importantísimo para ti, que nos llena y nos enorgullece absolutamente de serlo. Pero van creciendo y tú no te puedes quedar ahí. Tú tienes que seguir. Tú sigues siendo Alicia y tú sigue siendo Itziar. Yo tengo dos hijas, y para mí, que ellas puedan conseguir una situación profesional equitativa y que no tengan un problema como vimos Alicia y yo tantísimas veces por teléfono, que ya es un argumento que cansa escucharlo, que vuelves de tu maternidad y te echan a un lado o dejas de tener el valor que tenías antes… Para mí esto es un baluarte para poder cada día ayudar a las mujeres que ayudamos. Para mí es fundamental y esto me lo ha enseñado el ir creciendo con mis hijas a la vez que íbamos creciendo en Mamis Digitales.

Billie: Pues me quedo con todos vuestros aprendizajes. Muchas gracias a las dos por haber estado aquí y por contarnos un poquito más de vuestra historia.

Alicia: Gracias por estar aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿En qué podemos ayudarte?